Domingo, marzo de 13 2011 15: 09

Exploración

Valora este artículo
(0 votos)

La exploración de minerales es el precursor de la minería. La exploración es un negocio de alto riesgo y alto costo que, si tiene éxito, da como resultado el descubrimiento de un depósito mineral que puede explotarse de manera rentable. En 1992, se gastaron 1.2 millones de dólares estadounidenses en todo el mundo en exploración; esto aumentó a casi US$2.7 millones en 1995. Muchos países fomentan la inversión en exploración y la competencia es alta para explorar en áreas con buen potencial para el descubrimiento. Casi sin excepción, la exploración de minerales en la actualidad la llevan a cabo equipos interdisciplinarios de buscadores, geólogos, geofísicos y geoquímicos que buscan depósitos minerales en todos los terrenos del mundo.

La exploración minera comienza con una reconocimiento or generativo etapa y procede a través de un evaluación de objetivos etapa que, si tiene éxito, conduce a exploración avanzada. A medida que un proyecto avanza a través de las diversas etapas de exploración, el tipo de trabajo cambia al igual que los problemas de salud y seguridad.

El trabajo de campo de reconocimiento a menudo lo realizan pequeños grupos de geocientíficos con apoyo limitado en terrenos desconocidos. El reconocimiento puede comprender prospección, mapeo y muestreo geológico, muestreo geoquímico preliminar y de amplio espacio y estudios geofísicos. La exploración más detallada comienza durante la fase de prueba de objetivos una vez que se adquiere la tierra a través de un permiso, concesión, arrendamiento o concesiones minerales. El trabajo de campo detallado que comprende mapeo geológico, muestreo y estudios geofísicos y geoquímicos requiere una cuadrícula para el control del estudio. Este trabajo frecuentemente produce objetivos que justifican la prueba mediante excavación de zanjas o perforación, lo que implica el uso de equipos pesados ​​como retroexcavadoras, palas mecánicas, topadoras, perforadoras y, en ocasiones, explosivos. El equipo de perforación de diamante, rotatorio o de percusión puede montarse en un camión o puede transportarse al sitio de perforación sobre patines. Ocasionalmente, se utilizan helicópteros para transportar taladros entre sitios de perforación.

Algunos resultados de la exploración del proyecto serán lo suficientemente alentadores para justificar la exploración avanzada que requiere la recolección de muestras grandes o a granel para evaluar el potencial económico de un depósito mineral. Esto se puede lograr mediante una perforación intensiva, aunque para muchos depósitos de minerales puede ser necesaria alguna forma de excavación de zanjas o muestreo subterráneo. Se puede excavar un pozo de exploración, un declive o un socavón para obtener acceso subterráneo al depósito. Aunque el trabajo real lo llevan a cabo los mineros, la mayoría de las empresas mineras se asegurarán de que un geólogo de exploración sea responsable del programa de muestreo subterráneo.

El Bienestar y la Seguridad

En el pasado, los empleadores rara vez implementaban o monitoreaban programas y procedimientos de seguridad en la exploración. Incluso hoy en día, los trabajadores de exploración suelen tener una actitud arrogante hacia la seguridad. Como resultado, los problemas de salud y seguridad pueden pasarse por alto y no considerarse parte integral del trabajo del explorador. Afortunadamente, muchas empresas de exploración minera ahora se esfuerzan por cambiar este aspecto de la cultura de exploración exigiendo que los empleados y contratistas sigan los procedimientos de seguridad establecidos.

El trabajo de exploración suele ser estacional. En consecuencia, existen presiones para completar el trabajo en un tiempo limitado, a veces a expensas de la seguridad. Además, a medida que el trabajo de exploración avanza hacia etapas posteriores, aumenta el número y la variedad de riesgos y peligros. El trabajo de campo de reconocimiento temprano requiere solo un pequeño equipo de campo y un campamento. La exploración más detallada generalmente requiere campamentos de campo más grandes para acomodar a una mayor cantidad de empleados y contratistas. Los temas de seguridad, especialmente la capacitación en temas de salud personal, los peligros del campamento y el lugar de trabajo, el uso seguro del equipo y la seguridad transversal, se vuelven muy importantes para los geocientíficos que pueden no haber tenido experiencia previa en el trabajo de campo.

Debido a que el trabajo de exploración a menudo se lleva a cabo en áreas remotas, la evacuación a un centro de tratamiento médico puede ser difícil y puede depender de las condiciones climáticas o de la luz del día. Por lo tanto, los procedimientos y las comunicaciones de emergencia deben planificarse y probarse cuidadosamente antes de que comience el trabajo de campo.

Si bien la seguridad al aire libre puede considerarse sentido común o "sentido común", se debe recordar que lo que se considera sentido común en una cultura puede no serlo en otra cultura. Las empresas mineras deben proporcionar a los empleados de exploración un manual de seguridad que aborde los problemas de las regiones donde trabajan. Un manual de seguridad integral puede formar la base para las reuniones de orientación del campamento, las sesiones de capacitación y las reuniones de seguridad de rutina durante la temporada de campo.

Prevención de riesgos para la salud personal

El trabajo de exploración somete a los empleados a un duro trabajo físico que incluye atravesar terrenos, levantar objetos pesados ​​con frecuencia, utilizar equipos potencialmente peligrosos y estar expuestos al calor, al frío, a la precipitación y quizás a gran altura (consulte la figura 1). Es esencial que los empleados estén en buenas condiciones físicas y en buen estado de salud cuando comiencen el trabajo de campo. Los empleados deben tener las vacunas al día y estar libres de enfermedades transmisibles (p. ej., hepatitis y tuberculosis) que puedan propagarse rápidamente a través de un campamento. Idealmente, todos los trabajadores de exploración deberían estar capacitados y certificados en primeros auxilios básicos y habilidades de primeros auxilios en áreas silvestres. Los campamentos o lugares de trabajo más grandes deben tener al menos un empleado capacitado y certificado en habilidades de primeros auxilios industriales o avanzados.

Figura 1. Perforación en montañas de la Columbia Británica, Canadá, con un taladro ligero Winkie

MIN020F2

Guillermo S Mitchell

Los trabajadores al aire libre deben usar ropa adecuada que los proteja del calor, el frío y la lluvia o la nieve extremos. En regiones con altos niveles de luz ultravioleta, los trabajadores deben usar un sombrero de ala ancha y una loción de protección solar con un factor de protección solar (FPS) alto para proteger la piel expuesta. Cuando se requiere repelente de insectos, el repelente que contiene DEET (N,N-dietilmeta-toluamida) es más efectivo para prevenir las picaduras de mosquitos. La ropa tratada con permetrina ayuda a proteger contra las garrapatas.

Entrenamiento. Todos los empleados de campo deben recibir capacitación en temas como el levantamiento, el uso correcto del equipo de seguridad aprobado (por ejemplo, anteojos de seguridad, botas de seguridad, respiradores, guantes apropiados) y las precauciones de salud necesarias para evitar lesiones debido al estrés por calor, estrés por frío, deshidratación, exposición a la luz ultravioleta, protección contra picaduras de insectos y exposición a cualquier enfermedad endémica. Los trabajadores de exploración que aceptan asignaciones en países en desarrollo deben educarse sobre los problemas locales de salud y seguridad, incluida la posibilidad de secuestro, robo y asalto.

Medidas preventivas para el camping

Los posibles problemas de salud y seguridad variarán según la ubicación, el tamaño y el tipo de trabajo realizado en un campamento. Cualquier campamento de campo debe cumplir con las normas locales sobre incendios, salud, saneamiento y seguridad. Un campamento limpio y ordenado ayudará a reducir los accidentes.

Ubicación. Se debe establecer un lugar para acampar lo más cerca posible del lugar de trabajo para minimizar el tiempo de viaje y la exposición a los peligros asociados con el transporte. Un campamento debe estar ubicado lejos de cualquier peligro natural y tener en cuenta los hábitos y el hábitat de los animales salvajes que pueden invadir un campamento (por ejemplo, insectos, osos y reptiles). Siempre que sea posible, los campamentos deben estar cerca de una fuente de agua potable (ver figura 2). Cuando se trabaja a gran altura, el campamento debe ubicarse a una altura más baja para ayudar a prevenir el mal de altura.

Figura 2. Campamento de verano, Territorios del Noroeste, Canadá

MIN020F7

Guillermo S Mitchell

Control de incendios y manejo de combustible. Los campamentos deben instalarse de modo que las tiendas de campaña o las estructuras estén bien espaciadas para evitar o reducir la propagación del fuego. El equipo de extinción de incendios debe mantenerse en un depósito central y los extintores de incendios apropiados deben mantenerse en las estructuras de la cocina y la oficina. Las normas sobre fumar ayudan a prevenir incendios tanto en el campamento como en el campo. Todos los trabajadores deben participar en simulacros de incendio y conocer los planes de evacuación en caso de incendio. Los combustibles deben etiquetarse con precisión para garantizar que se utilice el combustible correcto para lámparas, estufas, generadores, etc. Los escondites de combustible deben ubicarse al menos a 100 m del campamento y por encima de cualquier posible inundación o nivel de marea.

Saneamiento. Los campamentos requieren un suministro de agua potable segura. La fuente debe probarse para la pureza, si es necesario. Cuando sea necesario, el agua potable debe almacenarse en recipientes limpios y etiquetados separados del agua no potable. Se debe examinar la calidad de los envíos de alimentos al llegar e inmediatamente refrigerarlos o almacenarlos en contenedores para evitar invasiones de insectos, roedores o animales más grandes. Las instalaciones para lavarse las manos deben estar ubicadas cerca de las áreas para comer y las letrinas. Las letrinas deben cumplir con las normas de salud pública y deben estar ubicadas a una distancia mínima de 100 m de cualquier arroyo o costa.

Equipo de campamento, equipo de campo y maquinaria. Todo el equipo (por ejemplo, motosierras, hachas, martillos, machetes, radios, estufas, linternas, equipo geofísico y geoquímico) debe mantenerse en buen estado. Si se requieren armas de fuego para la seguridad personal de animales salvajes como los osos, su uso debe controlarse y monitorearse estrictamente.

Comunicación. Es importante establecer horarios regulares de comunicación. La buena comunicación aumenta la moral y la seguridad y forma la base para un plan de respuesta a emergencias.

Entrenamiento. Los empleados deben estar capacitados en el uso seguro de todos los equipos. Todos los geofísicos y ayudantes deben estar capacitados para usar equipo geofísico terrestre (tierra) que pueda operar a alta corriente o voltaje. Los temas de capacitación adicionales deben incluir prevención de incendios, simulacros de incendio, manejo de combustible y manejo de armas de fuego, cuando corresponda.

Medidas preventivas en el lugar de trabajo

Las pruebas de objetivos y las etapas avanzadas de exploración requieren campamentos de campo más grandes y el uso de equipo pesado en el lugar de trabajo. Solo los trabajadores capacitados o los visitantes autorizados deben tener acceso a los lugares de trabajo donde se opera equipo pesado.

Equipamiento pesado. Solo el personal debidamente autorizado y capacitado puede operar equipos pesados. Los trabajadores deben estar constantemente atentos y nunca acercarse a equipos pesados ​​a menos que estén seguros de que el operador sabe dónde están, qué pretenden hacer y adónde pretenden ir.

Figura 3. Taladro montado en camión en Australia

MIN020F4

Williams S. Mitchell

Equipos de perforación. Las cuadrillas deben estar completamente capacitadas para el trabajo. Deben usar el equipo de protección personal adecuado (p. ej., cascos, botas con punta de acero, protección auditiva, guantes, gafas protectoras y máscaras contra el polvo) y evitar usar ropa holgada que pueda quedar atrapada en la maquinaria. Los equipos de perforación deben cumplir con todos los requisitos de seguridad (p. ej., protecciones que cubran todas las partes móviles de la maquinaria, mangueras de aire de alta presión aseguradas con abrazaderas y cadenas de seguridad) (consulte la figura 3). Los trabajadores deben ser conscientes de las condiciones resbaladizas, húmedas, grasientas o heladas debajo de los pies y mantener el área de perforación lo más ordenada posible (consulte la figura 4).

Figura 4. Perforación con circulación inversa en un lago congelado en Canadá

MIN020F6

Guillermo S Mitchell

Excavaciones. Los pozos y trincheras deben construirse para cumplir con las pautas de seguridad con sistemas de soporte o los lados deben recortarse a 45º para evitar el colapso. Los trabajadores nunca deben trabajar solos o permanecer solos en un pozo o zanja, incluso por un período corto de tiempo, ya que estas excavaciones se derrumban fácilmente y pueden enterrar a los trabajadores.

Explosivos Solo el personal capacitado y con licencia debe manipular explosivos. Se deben seguir cuidadosamente las normas para el manejo, almacenamiento y transporte de explosivos y detonadores.

Medidas preventivas en terrenos atravesados

Los trabajadores de exploración deben estar preparados para hacer frente al terreno y el clima de su área de campo. El terreno puede incluir desiertos, pantanos, bosques o terreno montañoso de selva o glaciares y campos de nieve. Las condiciones pueden ser calientes o frías y secas o húmedas. Los peligros naturales pueden incluir rayos, incendios forestales, avalanchas, deslizamientos de tierra o inundaciones repentinas, etc. Los insectos, reptiles y/o animales grandes pueden presentar peligros mortales.

Los trabajadores no deben correr riesgos ni ponerse en peligro para obtener muestras. Los empleados deben recibir capacitación en procedimientos de cruce seguro para el terreno y las condiciones climáticas donde trabajan. Necesitan entrenamiento de supervivencia para reconocer y combatir la hipotermia, la hipertermia y la deshidratación. Los empleados deben trabajar en parejas y llevar suficiente equipo, comida y agua (o tener acceso a un depósito de emergencia) para poder pasar una o dos noches inesperadas en el campo si surge una situación de emergencia. Los trabajadores de campo deben mantener horarios de comunicación de rutina con el campamento base. Todos los campamentos deben tener planes de respuesta de emergencia establecidos y probados en caso de que los trabajadores de campo necesiten ser rescatados.

Medidas preventivas en el transporte

Muchos accidentes e incidentes ocurren durante el transporte hacia o desde un sitio de trabajo de exploración. El exceso de velocidad y/o el consumo de alcohol durante la conducción de vehículos o embarcaciones son problemas de seguridad relevantes.

Vehículos Las causas comunes de accidentes de vehículos incluyen condiciones peligrosas del camino y/o del clima, vehículos sobrecargados o cargados incorrectamente, prácticas de remolque inseguras, fatiga del conductor, conductores sin experiencia y animales o personas en el camino, especialmente de noche. Las medidas preventivas incluyen seguir técnicas de manejo defensivo al operar cualquier tipo de vehículo. Los conductores y pasajeros de automóviles y camiones deben usar cinturones de seguridad y seguir procedimientos seguros de carga y remolque. Solo se deben usar vehículos que puedan operar de manera segura en el terreno y las condiciones climáticas del área de campo, por ejemplo, vehículos con tracción en las cuatro ruedas, motocicletas de dos ruedas, vehículos todo terreno (ATV) o motos de nieve (consulte la figura 4). Los vehículos deben tener un mantenimiento regular y contener el equipo adecuado, incluido el equipo de supervivencia. Se requiere ropa protectora y un casco cuando se conducen vehículos todo terreno o motocicletas de dos ruedas.

Figura 5. Transporte de campo de invierno en Canadá

MIN20F13

Guillermo S Mitchell

Aeronave. El acceso a sitios remotos depende con frecuencia de aeronaves de ala fija y helicópteros (ver figura 6). Solo se deben contratar empresas de alquiler con equipos en buen estado y un buen historial de seguridad. Se recomiendan aviones con motores de turbina. Los pilotos nunca deben exceder el número legal de horas de vuelo permitidas y nunca deben volar cuando están fatigados o se les pide que vuelen en condiciones climáticas inaceptables. Los pilotos deben supervisar la carga adecuada de todas las aeronaves y cumplir con las restricciones de carga útil. Para evitar accidentes, los trabajadores de exploración deben estar capacitados para trabajar de manera segura alrededor de las aeronaves. Deben seguir procedimientos seguros de embarque y carga. Nadie debe caminar en la dirección de las hélices o palas del rotor; son invisibles cuando se mueven. Los sitios de aterrizaje de helicópteros deben mantenerse libres de desechos sueltos que puedan convertirse en proyectiles en el aire en la corriente descendente de las palas del rotor.

Figura 6. Descarga de suministros de campo de Twin Otter, Territorios del Noroeste, Canadá

MIN20F10

Guillermo S Mitchell

Eslinga. Los helicópteros se utilizan a menudo para mover suministros, combustible, equipo de perforación y campamento. Algunos peligros importantes incluyen la sobrecarga, el uso incorrecto o el mantenimiento deficiente de los equipos de eslingas, los lugares de trabajo desordenados con escombros o equipos que pueden salir volando, vegetación que sobresale o cualquier cosa en la que las cargas puedan engancharse. Además, la fatiga del piloto, la falta de capacitación del personal, la falta de comunicación entre las partes involucradas (especialmente entre el piloto y el personal de tierra) y las condiciones climáticas marginales aumentan los riesgos de eslingas. Para un eslingaje seguro y para prevenir accidentes, todas las partes deben seguir los procedimientos de eslingaje seguro y estar completamente alerta y bien informados con las responsabilidades mutuas claramente entendidas. El peso de la carga de la eslinga no debe exceder la capacidad de elevación del helicóptero. Las cargas deben colocarse de modo que queden seguras y nada se salga de la red de carga. Cuando se eslinga con una línea muy larga (p. ej., selva, sitios montañosos con árboles muy altos), se debe usar una pila de troncos o rocas grandes para pesar la eslinga para el viaje de regreso porque nunca se debe volar con eslingas vacías o cuerdas de seguridad colgando. del gancho de la eslinga. Se han producido accidentes fatales cuando las cuerdas de seguridad sin peso golpean la cola del helicóptero o el rotor principal durante el vuelo.

Barcos Los trabajadores que dependen de botes para el transporte de campo en aguas costeras, lagos de montaña, arroyos o ríos pueden enfrentarse a los peligros de los vientos, la niebla, los rápidos, los bajíos y los objetos sumergidos o semisumergidos. Para prevenir accidentes de navegación, los operadores deben conocer y no exceder las limitaciones de su embarcación, su motor y sus propias capacidades de navegación. Se debe utilizar el bote más grande y seguro disponible para el trabajo. Todos los trabajadores deben usar un dispositivo de flotación personal (PFD) de buena calidad siempre que viajen y/o trabajen en botes pequeños. Además, todas las embarcaciones deben llevar todo el equipamiento legalmente exigido más repuestos, herramientas, equipos de supervivencia y primeros auxilios y llevar y utilizar siempre cartas y tablas de mareas actualizadas.

 

Atrás

Leer 7683 veces Última modificación en sábado, 30 julio 2022 03: 20

" EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La OIT no se responsabiliza por el contenido presentado en este portal web que se presente en un idioma que no sea el inglés, que es el idioma utilizado para la producción inicial y la revisión por pares del contenido original. Ciertas estadísticas no se han actualizado desde la producción de la 4ª edición de la Enciclopedia (1998)."

Contenido

Referencias de minería y explotación de canteras

Agricola, G. 1950. De Re Metallica, traducido por HC Hoover y LH Hoover. Nueva York: Publicaciones de Dover.

Bickel, KL. 1987. Análisis de equipos mineros a diesel. En Actas del Seminario de Transferencia de Tecnología de la Oficina de Minas: Diésel en Minas Subterráneas. Circular de Información 9141. Washington, DC: Oficina de Minas.

Oficina de Minas. 1978. Prevención de incendios y explosiones en minas de carbón. Circular de Información 8768. Washington, DC: Oficina de Minas.

—. 1988. Desarrollos recientes en protección contra incendios de metales y no metales. Circular de Información 9206. Washington, DC: Oficina de Minas.

Chamberlain, EAC. 1970. La oxidación a temperatura ambiente del carbón en relación con la detección temprana del calentamiento espontáneo. Ingeniero de Minas (octubre) 130(121):1-6.

Ellicott, CW. 1981. Evaluación de la explosibilidad de mezclas de gases y monitoreo de tendencias de tiempo de muestra. Actas del Simposio sobre Igniciones, Explosiones e Incendios. Illawara: Instituto Australiano de Minería y Metalurgia.

Agencia de Protección Ambiental (Australia). 1996. Mejores Prácticas de Gestión Ambiental en Minería. Canberra: Agencia de Protección Ambiental.

Funkemeyer, M y FJ Kock. 1989. Prevención de incendios en costuras de trabajo propensas a la combustión espontánea. Gluckauf 9-12.

Graham, JI. 1921. La producción normal de monóxido de carbono en las minas de carbón. Transacciones del Instituto de Ingenieros de Minas 60:222-234.

Grannes, SG, MA Ackerson y GR Green. 1990. Prevención de fallas en los sistemas automáticos de supresión de incendios en cintas transportadoras de minería subterránea. Circular de Información 9264. Washington, DC: Oficina de Minas.

Greuer, RE. 1974. Estudio de Combate de Incendios en Minas con Gases Inertes. Informe de Contrato USBM No. S0231075. Washington, DC: Oficina de Minas.

Grifo, RE. 1979. Evaluación de detectores de humo en la mina. Circular de Información 8808. Washington, DC: Oficina de Minas.

Hartman, HL (ed.). 1992. Manual de Ingeniería Minera SME, 2da edición. Baltimore, MD: Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploración.

Hertzberg, M. 1982. Inhibición y extinción de explosiones de polvo de carbón y metano. Informe de Investigaciones 8708. Washington, DC: Oficina de Minas.

Hoek, E, PK Kaiser y WF Bawden. 1995. Diseño de Soporte para Minas Subterráneas de Roca Dura. Róterdam: AA Balkema.

Hughes, AJ y WE Raybold. 1960. La determinación rápida de la explosibilidad de los gases de incendios de minas. Ingeniero de Minas 29:37-53.

Consejo Internacional de Metales y Medio Ambiente (ICME). 1996. Estudios de casos que ilustran prácticas ambientales en procesos mineros y metalúrgicos. Ottawa: ICME.

Organización Internacional del Trabajo (OIT). 1994. Desarrollos recientes en la industria de la minería del carbón. Ginebra: OIT.

Jones, JE y JC Trickett. 1955. Algunas observaciones sobre el examen de gases resultantes de explosiones en minas de carbón. Transacciones del Instituto de Ingenieros de Minas 114: 768-790.

Mackenzie-Wood P y J Strang. 1990. Gases de fuego y su interpretación. Ingeniero de Minas 149(345):470-478.

Asociación para la Prevención de Accidentes en las Minas de Ontario. nd Pautas de preparación para emergencias. Informe del Comité Técnico Permanente. North Bay: Asociación de Prevención de Accidentes de Minas de Ontario.

Mitchell, D y F Burns. 1979. Interpretación del estado de un incendio en una mina. Washington, DC: Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

Morris, RM. 1988. Una nueva relación de fuego para determinar las condiciones en áreas selladas. Ingeniero de Minas 147(317):369-375.

Morrow, GS y CD Litton. 1992. Evaluación en la mina de detectores de humo. Circular de Información 9311. Washington, DC: Oficina de Minas.

Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA). 1992a. Código de Prevención de Incendios. NFPA 1. Quincy, MA: NFPA.

—. 1992b. Estándar en sistemas de combustible pulverizado. NFPA 8503. Quincy, MA: NFPA.

—. 1994a. Norma para la Prevención de Incendios en el Uso de Procesos de Corte y Soldadura. NFPA 51B. Quincy, MA: NFPA.

—. 1994b. Norma para extintores de incendios portátiles. NFPA 10. Quincy, MA: NFPA.

—. 1994c. Estándar para Sistemas de Espuma de Media y Alta Expansión. NFPA 11A. Quncy, MA: NFPA.

—. 1994d. Norma para Sistemas de Extinción de Químicos Secos. NFPA 17. Quincy, MA: NFPA.

—. 1994e. Norma para Plantas de Preparación de Carbón. NFPA 120. Quincy, MA: NFPA.

—. 1995a. Norma para la Prevención y Control de Incendios en Minas Subterráneas Metálicas y No Metálicas. NFPA 122. Quincy, MA: NFPA.

—. 1995b. Norma para la Prevención y Control de Incendios en Minas Subterráneas de Carbón Bituminoso. NFPA 123. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996a. Norma sobre Protección contra Incendios para Equipos de Minería de Superficie Móviles y Autopropulsados. NFPA 121. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996b. Código de Líquidos Inflamables y Combustibles. NFPA 30. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996c. Código Eléctrico Nacional. NFPA 70. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996d. Código Nacional de Alarmas contra Incendios. NFPA 72. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996e. Norma para la Instalación de Sistemas de Rociadores. NFPA 13. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996f. Norma para la Instalación de Sistemas de Rociado de Agua. NFPA 15. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996g. Norma sobre sistemas de extinción de incendios con agentes limpios. NFPA 2001. Quincy, MA: NFPA.

—. 1996 h. Práctica recomendada para la protección contra incendios en plantas de generación eléctrica y estaciones convertidoras de CC de alto voltaje. NFPA 850. Quincy, MA: NFPA.

Ng, D y CP Lazzara. 1990. Comportamiento de tapones de bloques de hormigón y paneles de acero en un incendio simulado en una mina. Tecnología contra incendios 26(1):51-76.

Ninteman, DJ. 1978. Oxidación espontánea y combustión de minerales de sulfuro en minas subterráneas. Circular de Información 8775. Washington, DC: Oficina de Minas.

Pomroy, WH y TL Muldoon. 1983. Un nuevo sistema de advertencia de incendios por gases hediondos. En Actas de la Asamblea General Anual y Sesiones Técnicas de MAPAO de 1983. North Bay: Asociación de Prevención de Accidentes de Minas de Ontario.

Ramaswatny, A y PS Katiyar. 1988. Experiencias con nitrógeno líquido en el combate de incendios subterráneos de carbón. Revista de Minas, Metales y Combustibles 36(9):415-424.

Smith, AC y CN Thompson. 1991. Desarrollo y aplicación de un método para predecir el potencial de combustión espontánea de carbones bituminosos. Presentado en la 24ª Conferencia Internacional de Seguridad en Institutos de Investigación Minera, Instituto Estatal de Investigación de Makeevka para la Seguridad en la Industria del Carbón, Makeevka, Federación Rusa.

Timmons, ED, RP Vinson y FN Kissel. 1979. Pronóstico de peligros de metano en minas metálicas y no metálicas. Informe de Investigaciones 8392. Washington, DC: Oficina de Minas.

Departamento de Cooperación Técnica para el Desarrollo de las Naciones Unidas (ONU) y la Fundación Alemana para el Desarrollo Internacional. 1992. Minería y Medio Ambiente: Las Directrices de Berlín. Londres: Mining Journal Books.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). 1991. Aspectos ambientales de metales no ferrosos seleccionados (Cu, Ni, Pb, Zn, Au) en la minería de minerales. París: PNUMA.